Ni la pandemia ni la recesión que se avecina han atemperado las tensiones entre Estados Unidos y China, enfrascados cada día más en un contexto de guerra fría. 

El acuerdo que ambos países alcanzaron en enero para solucionar algunas de sus diferencias comerciales empieza a quedar muy lejos. Washington sostiene que China no ha cumplido con sus compromisos para aumentar la compra de bienes y servicios estadounidenses, lo que ha hecho que Donald Trump amenazara con “cortar toda la relación” con Pekín una vez se supere la pandemia.

 

La Casa Blanca ha llegado incluso a filtrar a la prensa que se plantea incumplir con sus obligaciones contraídas con la deuda china, una medida extrema que de llevarse a cabo perjudicaría principalmente a la credibilidad de su país. 

Primera clave sobre esta guerra: La Deuda.

 

China posee 1,13 billones de dólares en títulos de deuda estadounidense, el 17% del total que recae en manos extranjeras.

 

Es decir que es el mayor prestamista internacional de los norteamericanos (por delante de Japón) y ocupa el tercer lugar en el ranking, justo después de la Reserva Federal. El primer lugar es para los estadounidenses.

¿Con esto puede hacer daño a Trump?

Claramente SI, será el botón nuclear de la deuda. De hecho, el pasado mes de marzo, China se deshizo de bonos por un valor de 20.000 millones de dólares. La mayor operación de venta de los últimos dos años. Esto hace que el valor del billete verde (dolar) baje... ¡pero ojo!

El señor Trump no tiene miedo... why??? Por muy loco que nos parezca, estemos a favor o en contra del presidente norteamericano, ¡sabe contar! Y sabe que China es el país que más reservas en divisa extranjera acumula: la friolera de 3,1 billones de dólares.

 

El problema es que dos tercios de ella están denominadas en dólares. Si el billete verde se deprecia, el valor de estas reservas se debilita. Si China comienza a venderlos, con el objetivo de presionar a Washington, también acaba haciéndose daño ella misma, porque el valor del resto de bonos en su cartera acabaría descendiendo y su riqueza disminuiría.

Por tanto el Sr. Trump sabe que tiene agarrado por sus partes al Sr. Xi Jinping.

¿Qué pasos da EEUU? Tecnológia.

Durante los últimos catorce años, todo occidente nos fuimos corriendo a fabricar al país asiático por su barata producción, sin darnos cuenta que el pueblo chino, en silencio, han crecido y superado tecnológicamente a todo occidente. 

Empresas como TikTok y Huawei están siendo arrastradas a una «guerra» entre Estados Unidos y China relacionada con el futuro de la tecnología. 

¿Es tan insegura la app TikTok o Huawei? NO. Es tan insegura como cualquier otra compañía. Casi todos los países del mundo disponen de servicios secretos, CIA en Estados Unidos, CNI en España... y de siempre han utilizado, supuestamente, con o sin nuestro permiso información recopilada por nuestro uso tecnológico. 

Aquí el problema esta en lucha de poder, no de seguridad. Trump no quiere que el gobierno Chino tenga acceso a controlar a su pueblo.

¿Cerrara TikTok en Estados Unidos Trump?

SI, si Microsoft finalmente no lo compra. La amenza de cierre es otra estrategia muy inteligente por su parte... si una compañía de mi país quiere comprar la app con mayor subida en el último año, hago que baje su valor en el mercado con mis juegos.

Misma estrategia ante el 5G, atacar e intentar bloquear a Huawei empresa que desde hace años ya tiene la tecnologia 5G y claro, Trump prefiere sea Motorola (USA).

Otro elemento que genera nerviosismo a la Casa Blanca, es el poder que tiene China sobre el cobalto. Las minas Africanas de este caro mineral esta bajo el poder Chino, mineral necesario para las baterías de iones de litio utilizadas por todos los vehículos eléctricos.

Estamos ante una partida de ajedrez muy reñida. La administración norte americana dispone a su favor de más de 70 años consecutivos como potencia mundial y China tiene el poder tecnológico y de inversión.

China en los últimos diez años, y en silencio, ha comprado el mundo entero y por su parte, Estados Unidos lleva muchos años utilizando el miedo como estrategia de poder... ¿quién ganará? No lo podemos saber, tan solo sabemos dos cosas:

 

1 - A ninguno de las dos administraciones le interesa estirar demasiado el chicle.

2 - El refranero español es muy acertado: "Perro ladrador poco mordedor" y mientras Trump no deja de ladrar, el gigante chino guarda silencio.

 

¡Lo viviremos!

Jorge Anegón, CEO iDeando+

LA GRAN GUERRA

"TECNOLÓGICA"

  • Instagram Grupo Ideando
  • Facebook iDeando+
  • Twitter Grupo iDeando
  • LinkedIn Grupo iDeando

POLÍTICA DE COOKIES - POLÍTICA DE PRIVACIDAD

 

© Copyright 2020 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS 

iDeand+ logo.png
LOGO WHAT.png